Niveles de ruidos permitidos en Sevilla

Después de un día con ruido de coches y motos, impresoras y teléfonos sonando, el camión de la basura, el bullicio de personas, sin olvidar que tu despertar ha sido por un sonido de alarma, lo que deseas es llegar a casa y tener un rato de paz y silencio.

No es nada raro, es que tu cuerpo lo solicita. Pero… ¿qué haces cuando también hay ruido excesivo en tu hogar?

¿Por qué es tan importante el silencio?

Según las estadísticas, en España, alrededor de 9 millones de personas sufren ruidos por encima del umbral recomendado por la OMS.

Intenta tomar decisiones o pensar algo cuando recibes mucha información diferente a la vez. Para poder pensar con más claridad, se necesita silencio, o al menos, disminuir los estímulos sonoros en la medida que sea posible.

En casa, la televisión, lavadora, los teléfonos móviles, los hijos, los vecinos… todo es ruido. Ruido que se convierte en dañino para tu salud cuando la exposición es constante por el estrés que nos genera.

¿Cómo sé que tengo demasiado ruido en casa?

La mayoría de viviendas tienen paredes delgadas, con poco o ningún aislamiento.

A veces, escuchamos a los vecinos y nos sorprende; una cosa es el ruido de tu hogar y otra el ruido externo (los coches, los bares, etc). Saber cuándo estamos expuestos a demasiado ruido es sencillo, gracias a los parámetros estipulados de contaminación acústica.

Con mediciones acústicas

El ruido en casa es demasiado elevado cuando las mediciones superan los siguientes niveles:

  • De día: supera los 35dB medidos en el interior de la vivienda con ventanas cerradas
  • A partir de las 23.00h: supera los 30dB medidos en el interior de la vivienda con ventanas cerradas

Sin mediciones acústicas

Sin realizar mediciones acústicas, podemos concluir que hay demasiado ruido en nuestra vivienda si es ruido constante o durante mucho tiempo, y también si llegamos a entender sin dificultad las palabras de los vecinos o lo que dicen en la televisión de ellos.

¿Cómo puedo solucionar el ruido en casa?

Si el problema es por unos vecinos

La primera solución es hablar con los vecinos que originan el ruido, porque es posible que no sepan la situación por la que usted pasa.

Si aún hablando con ellos, los vecinos hacen caso omiso, generan ruidos continuos y evitables, aunque no lleguen a superar los niveles máximos permitidos, el siguiente paso es denunciar. Para ello, grabe su situación o llame a la policía para avisar. También puede ponerse en contacto con un abogado.

Una solución segura cuando el problema es general

Por otra parte, si busca solucionar el problema por varios factores, lo ideal es consultar con una empresa que pueda ayudarle en la insonorización y adecuación acústica de su espacio. Le indicarán recomendaciones que quizá no ha tenido en cuenta y que pueden ser vitales para su salud. En Prolisur, podemos ofrecerle distintas formas para reducir el ruido con el menor gasto.

No dé por hecho que el exceso de ruido forma parte de su vida. Notará el cambio cuando se deshaga de esa situación y su salud mejorará a muchos niveles.

¿Tiene mi calle un exceso de ruido?

El Ayuntamiento de Sevilla proporciona un listado de las calles en las que el ruido sobrepasa los límites y aquellas zonas más tranquilas de la ciudad. Puedes echar un vistazo para ver tu calle aquí:

Calles de Sevilla con mucho ruído

Calles de Sevilla tranquilas o con poco ruido