Señal de uso de protección frente al ruido industrial

Reducir el ruido industrial es una necesidad importante en muchos sectores. Cualquier proceso industrial debe garantizar un plan de medidas contra la contaminación acústica. Dicho plan debe tener en cuenta que en la industria no sólo existen los ruidos ambientales y constantes de maquinaria, también existe el ruido impulsivo. Este tipo de ruido consiste en subidas de más de 40dB en un tiempo muy corto, que en muchos casos superan entre los 140 y 170dB. Son precisamente los ruidos impulsivos los que provocan accidentes como la pérdida inmediata de audición o sordera profesional.

En las últimas décadas el incremento de la actividad en las industrias ha supuesto un claro aumento del ruido en las zonas urbanas. Los estudios realizados indican efectos muy negativos en la salud. Son frecuentes daños como hiperirritabilidad o trastornos vasculares, además de pérdidas auditivas de entre 15 y 20 dB.

 

¿Cómo reducir el ruido industrial?

El ruido industrial y las vibraciones se reducen actuando sobre el foco de ruido, sobre el medio de propagación o sobre el trabajador.

En Prolisur elaboramos el plan de actuación tras una fase de estudio en la que utilizamos avanzados sistemas de medición del sonido, generadores de mapas de ruidos y un software especializado. En esta fase de estudio, comparamos de forma teórica el rendimiento y el coste de las posibles soluciones. Esta forma de trabajar permite a las empresas tomar decisiones con garantías en el resultado.

 

¿Qué métodos existen para reducir el ruido industrial?

Existen diferentes formas de reducir el ruido dependiendo de la fuente que lo emite. El sonido se propaga por el aire y pierde energía con el avance de esa onda por el rozamiento entre partículas. Podemos aprovechar esta característica para reducir el nivel de sonido, utilizando obstáculos y barreras que encuentra la onda en su propagación.

Los métodos para la reducción del ruido varían dependiendo de las necesidades de cada industria. Los más empleados son:

  • Refuerzos de las prestaciones acústicas de paredes, techos y suelos (normalmente mediante el uso de paneles acústicos).
  • Uso de barreras acústicas y de encapsulados acústicos
  • Uso de amortiguadores y bancadas de inercia antivibratorias

 

Actuaciones sobre el foco del ruido

Control del rudio industrialLas actuaciones sobre el foco del ruido son las más adecuadas, siempre que sean factibles, ya que estas medidas tienden a eliminar el ruido. Suelen ser medidas basadas en el diseño de nuevos equipos. Para equipos ya instalados, las medidas consisten en la modificación de la producción o la sustitución de equipos por otros menos estridentes, eliminación de ruidos de movimiento o rozamiento, colocación de silenciosos y otros materiales que eviten la transmisión de vibraciones.

 

 

Actuaciones sobre el medio

Cabina de encapsulado acústicoEn segundo lugar, se deben estudiar acciones para actuar sobre el medio en el cual se expande el ruido. El método más utilizado es el uso de cabinas o cápsulas para encerrar el ruidos de los equipos. Este método resulta un muy eficaz y sencillo. Sin embargo, resulta inviable en los puestos de trabajo muy manuales o con una interacción directa y continuada entre el trabajador y el equipo. Además, algunos equipos necesitan una gran ventilación para disipar el calor producido, esto obliga muchas veces a practicar aberturas en los cerramientos, provocando la pérdida de eficacia.

En estos casos, recurrimos a la interposición de una barrera acústica entre el foco y el trabajador, algo no tan eficaz como el encapsulado pero que produce una mejora significativa de las condiciones del puesto de trabajo.

Cuando no hablamos de maquinaria, sino de un local, la mejor vía es la colocación de material absorbente en las paredes, ayudando a que en el recinto haya una mayor inteligibilidad (aulas, salón de conferencias, restaurantes etc).

¿Qué son las barreras acústicas y en qué se diferencian de los encapsulados?

De forma general, la barrera acústica es una pantalla sólida especialmente construida para la reducción del sonido y proteger a las personas que se encuentren tras ella.

Los encapsulados o cerramientos acústicos consisten en encerrar la fuente de sonido en cabinas que reducen el nivel de emisión de ruidos o vibraciones en el exterior de las mismas. Este tipo de soluciones es frecuente verlas en las azoteas de edificios atenuando las emisiones de máquinas de ventilación y climatización.

 

Actuaciones sobre el operario

Cuando las acciones sobre los otros puntos fallan, deben estudiarse medidas sobre el operario. En este caso será la empresa y su departamento -o contratación externa- de prevención de riesgos laborales, quien debe formar y controlar al trabajador para que utilice correctamente los equipos de protección individual que se consideren necesarios para cada actividad.

 

¿Cómo se mide el ruido industrial?

Medición del ruido en la industriaPara medir el ruido en la industria utilizamos 2 sistemas de medición. El primero de ellos es un sistema de nivel continuo: LAeqT. Este sistema representa la misma energía sonora que el ruido fluctuante, que existe en el punto concreto durante el tiempo considerado. El segundo sistema es el LAeqd, que indicaría la cota de ruido soportado por el trabajador de forma continuada durante una jornada de trabajo. Las diversas legislaciones consideran la existencia de riesgo para el trabajador a partir de 80 dB(A) de (LAeqd).

El Real Decreto 1316/89, sobre protección auditiva de los trabajadores, dispone que en todos los puestos de trabajo donde se superan los 90 dB(A) de (LAeqd), el empresario está obligado a analizar las causas por las que se supera el nivel diario equivalente establecido y proponer una serie de medidas técnicas tendentes a reducir el nivel sonoro del puesto de trabajo.

 

Parámetros generales a tener en cuenta

Debe realizarse un cálculo del grado de exposición diario al ruido en cada actividad concreta cuando se conocen los niveles de presión sonora y sus duraciones, pero, ¿cómo se realiza dicho cálculo?

 

Conociendo las condiciones de trabajo

Analizar las condiciones de trabajo es esencial para elegir la política de medición del sonido y vibraciones adecuada. Ésto se consigue seleccionando los puestos de trabajo susceptibles de superar ciertos valores acústicos, identificando fuentes de ruido, vibraciones y ruidos propios de la actividad.

Es importante tener en cuenta la duración de la jornada laboral y cuánto de ese tiempo se está expuesto al ruido, así como los materiales y técnicas que se utilizan para la protección.

 

Seleccionando una política de medición

  • Mediciones basadas en la actividad (norma UNE-EN ISO 9612)
  • Medición de una jornada completa
  • Mediciones basadas en el muestreo durante la actividad

 

Realizando un plan de mediciones

Teniendo en cuenta todas las variables que se hayan planteado previamente:

  • Jornada laboral
  • Fuentes de ruido
  • Duración y número de las mediciones
  • Número de mediciones

 

Tener en cuenta la variabilidad de las mediciones

Aunque se realice un análisis detallado y unas mediciones correctas, existe un intervalo de incertidumbre que debe tenerse en cuenta.

 

Comparando resultados con los valores de referencia

Es momento de comparar los resultados obtenidos con valores que se consideran el referente para poder acometer políticas de protección frente al ruido determinadas.

 

Informe de la medición

El documento sobre higiene en la industria en el que se evalúa el ruido debe identificar a la empresa y a los trabajadores que intervienen en la medición, definir los criterios de tal evaluación y la política de medición seguida. Debe tener un apartado detallado del puesto de trabajo evaluado y sus condiciones, así como las medidas preventivas propuestas.

Otra situación a tener en cuenta de forma general es la que ocurre en locales comerciales, laboratorios, etc… en los que se puede entender que exista un ruido ambiental externo pero que puede ser el causante de molestias e interferencias comunicativas.

 

¿Qué puede hacer Prolisur por mi negocio industrial?

El objetivo del control de ruido en la industria es conseguir un ambiente con un nivel de ruido aceptable a un costo también aceptable y en Prolisur podemos ofrecerte la mejor solución.

Las soluciones de Prolisur en distintos ámbitos industriales nos sitúan como referente en soluciones acústicas a problemas complejos. Somos una empresa líder que apuesta por la formación constante en los sistemas más avanzados del mercado y con una dilatada experiencia que nos hace muy eficientes.

Nuestros ingenieros analizan la fuente de sonido o vibraciones y realizan pruebas que otorgan datos necesarios para determinar y evaluar las posibles soluciones con el mínimo coste.

En Prolisur, realizamos las siguientes acciones:

  1. Análisis para determinar las condiciones acústicas y las necesidades
  2. Mediciones acústicas concretas e identificación de las fuentes de ruido
  3. Estudio acústico personalizado y acciones para el control de ruido
  4. Presupuesto, Plan de Actuación y ejecución
  5. Control de Calidad de las medidas correctoras

En Prolisur la ejecución del Plan Acústico para el Control del Ruido Industrial las realiza personal cualificado con gran experiencia y formación. Una vez aplicadas estas soluciones acústicas, se harán nuevas mediciones y se expedirá un certificado.

Ponte en contacto con nosotros para solucionar tu problema ¿Hablamos hoy?