Mejoramos el confort y la calidad acústica de cualquier espacio en el que concurren numerosas personas, tales como restaurantes, aulas, salas de conferencias, espacios polideportivos, teatros y auditorios.

Como parte del alcance de nuestros trabajos asesoramos en la verificación de la geometría de las salas (tamaños, volumetría y forma), así como la elección de materiales que desde un punto de vista.

auditorio
Limitador acústico
adaptación acústica en gimnasio
adaptación acústica en restaurante
Insonorización acústica

Análisis de comportamiento acústico

Nuestro asesoramiento técnico permite reducir el riesgo sobre los resultados esperados de la acústica de la sala, dado que pese a la subjetividad y la emocionalidad del sonido, existe una serie de parámetros físicos cuantificables a modo de simulación informática que permiten evaluar el previsible comportamiento de las mismas.

Estos parámetros fundamentales de análisis de comportamiento acústico de los recintos son los siguientes:

  • Análisis de la Respuesta Impulsional: Reflexiones o ecos.
  • Análisis de los tiempos de reverberación (TR): es el parámetro estrella a la hora de diseñar un auditorio, y su valor recomendado es función de la frecuencia y del uso preferencial de la sala (habrá importantes variaciones de TR entre salas en las que premie una muy buena audición de la palabra, como son los teatros, frente a otros cuyo uso se destina mayoritariamente a la música, siendo muy diferente las necesidades de una sala para escuchar música rock que un recinto cuyo uso sea el de una orquesta sinfónica o el de una ópera).
  • Brillo y calidez: son dos parámetros definidos a partir del TR y evaluar la respuesta a sonidos graves (una sala presenta calidez acústica si posee una buena respuesta a bajas frecuencias, un sonido suave y meloso).
  • EDT (tiempo de reverberación inmediato) para evaluar la homogeneidad sonora de la sala.
  • Difusión de la sala: estudio de las reflexiones, de las formas de las paredes, etc.
  • Índice de Definición D50, para valorar la respuesta en cada receptor.
  • Índice de claridad sonora C80.
  • Nivel de sonoridad G, relacionado con la direccionalidad de las fuentes.
  • Índice de inteligibilidad STI y RASTI, fundamentales en los teatros.

Software de simulación acústica

A través del uso de software de simulación acústica, trabajaremos con modelos matemáticos a escala real que simulan el comportamiento acústico del recinto y nos representan los resultados en forma de mapeado de colores, representación gráfica fácilmente entendible a la hora de interpretar resultados y corregir efectos no deseados. Incluso podemos simular la escucha de la sala mediante una simulación de la auralización de la misma, pero recordemos que el sonido es una ciencia con gran parte de subjetividad.

Simulación acústica

Materiales absorbentes de ruidos

Introducción

A decir verdad, todos los materiales pueden absorber la energía del sonido hasta cierto punto. Sin embargo, los materiales que se conocen específicamente como absorbentes de sonido o fonoabsorbentes absorberán la mayor parte de la energía del sonido que colisiona con ellos. Estos materiales especializados generalmente se denominan «materiales acústicos» y están diseñados para tener cualidades de alta absorción.

El uso principal de estos materiales es reducir los niveles de presión de sonido reverberante (el que se origina cuando la onda sonora “rebota” sobre las superficies que encuentran en su trayecto). Esto conduce a una reducción de la reverberación general en un espacio, comúnmente (y en realidad de forma bastante imprecisa) se conoce como disminución del eco.

Existen varios materiales absorbentes de sonido. Sin embargo, antes de discutirlos, primero debemos entender la diferencia entre la absorción acústica y la insonorización.

Insonorización frente a absorción acústica: ¿cuál es la diferencia?

Cuando se trata de acústica general, pueden existir dos objetivos diferentes:

  1. Absorber la energía reverberante que crea el sonido dentro de un espacio.
  2. Evitar la transmisión de energía sonora.

La búsqueda del cumplimiento del primero de estos objetivos se conoce como adecuación acústica y la del segundo se conoce como insonorización. Ambas formas de manipulación del sonido utilizan materiales y productos específicos para combatir las ondas sonoras.

Los materiales que absorben el sonido absorberán la mayor parte de la energía del sonido que colisiona con ellos y reflejarán muy poco. Esta cualidad los hace útiles en el control del ruido dentro de un espacio o recinto. Se usan en una variedad de ubicaciones: cerca de la fuente del ruido, en posiciones intermedias o cerca de los receptores.

Sin embargo, por su parte, la insonorización de un espacio implica cuatro conceptos: agregar masa, amortiguación, desacoplamiento y absorción. En la práctica, la absorción acústica es una parte necesaria pero no suficiente para conseguir reforzar la capacidad de aislamiento acústico. Los materiales utilizados para la insonorización suelen ser densos y pesados, lo que les permite desacoplar estructuras. Gracias a su densidad, en lugar de ondas de sonido que penetran a través de la estructura, se reflejan de nuevo en el espacio.

Tipos de materiales absorbentes de ruidos

La absorción acústica es el proceso por el cual la energía del sonido se disipa y transforma en otra forma de energía: calor, mecánica y/o deformación. Desde un punto de vista técnico, hay tres tipos principales de absorbentes de sonido: poroso, membrana y resonancia.

Existen varios materiales que absorben el sonido. Su capacidad para absorber ondas sonoras depende en gran medida de la frecuencia, composición, grosor y método de montaje.

Absorbentes porosos

Material absorbente porosoLos materiales con un alto coeficiente de absorción acústica suelen ser porosos.

A diferencia de los materiales de insonorización, los materiales absorbentes del sonido no son densos, son permeables. Las ondas sonoras penetran en la superficie de estos materiales y fluyen hacia la estructura fibrosa o celular de la que está compuesta.

Es importante recordar que la energía nunca se puede crear o destruir, solo se puede transformar. Los absorbentes porosos convertirán la energía del sonido incidente en energía térmica a través de la resistencia de fricción y viscosidad en la estructura fibrosa o celular del material.

La cantidad de calor que generan las ondas sonoras es mínima; menos de una millonésima de vatio. Cuando se utilizan absorbentes de sonido porosos, sólo una pequeña porción de la energía del sonido se refleja de nuevo en el espacio.

Los absorbentes porosos son más efectivos para frecuencias de rango medio o tonos agudos. Tienden a tener menos efecto hacia las frecuencias más bajas y tienen un efecto mínimo con los graves.

Ejemplos comunes de absorbentes de sonido porosos incluyen lana mineral, alfombras, tableros de fibra, mantas aislantes y ciertas formas de espuma de plástico.

Absorbentes de membrana o placa

Material absorbente placaUn absorbente de membrana o placa es un material impermeable, no rígido y no poroso que se coloca sobre un espacio aéreo. Cuando se aplica energía acústica al absorbente, el sistema oscilante (masa del panel frontal y el resorte formado por el aire atrapado) se transforma en energía mecánica.

Estos materiales suelen tener un aspecto sólido y, como tales, se suelen pasar por alto como materiales absorbentes del sonido. Dicho esto, son particularmente efectivos contra frecuencias de bajo rango, como los graves.

También reflejarán sonidos de mayor frecuencia. Será necesario aplicar otras formas de insonorización y absorción para contrarrestar este efecto añadido.

Ejemplos comunes de absorbentes de membrana son paneles de madera o tableros duros, techos suspendidos de yeso, ventanas, puertas de madera, paneles de yeso y pisos de madera.

Resonadores

Materiales resonadoresEstos tipos de amortiguadores de sonido generalmente sólo se usan cuando necesita combatir el sonido en un rango de frecuencia estrecho pero definido. Se utilizan para centrarse en cuestiones relacionadas con las frecuencias bajas.

Estos tipos de absorbentes funcionan en función de la presión acústica. Es esencialmente una masa (pared frontal o diafragma) que vibra contra un resorte (el aire dentro del absorbente resonante). Al cambiar la masa o la rigidez del resorte, puede ajustar la frecuencia de resonancia.

Funcionan de manera similar a la de un absorbente de membrana. Lo que significa que consisten en un sistema de oscilación mecánica con una placa sólida y un espacio de aire reducido.

Un ejemplo de un absorbedor de resonancia sería una botella de refresco. Sin embargo, un ejemplo más práctico sería capas de placas de yeso perforadas o metal perforado.

Servicios relacionados

Estás viendo información sobre Acondicionamiento acústico pero es posible que también te interese: