Solución al calor en casa

Adelantarse al calor del verano es una buena decisión, que no sólo va a evitar altos costes en la factura energética en esta época del año, sino en todas. El aislamiento térmico hará que tu vivienda mantenga estable su temperatura interior siempre y -algo a tener en cuenta- es que puedes hacerlo sin obras.

Pero, ¿qué es el aislamiento térmico?

El aislamiento térmico es un sistema que minimiza las transferencias -generadas por las condiciones climáticas- de frío y calor entre los materiales que componen una vivienda.

Ventajas del aislamiento térmico

  • Reduce la contaminación ambiental
  • Protege la salud de las personas dentro de la vivienda
  • Ahorra en la factura energética (reducción de hasta el 50% de energía)
  • Protege los bienes materiales que se encuentran en la vivienda
  • Impide la propagación del fuego
  • Aísla acústicamente
  • Gana metros haciendo habitables estancias que no lo eran

¿Cuál es el mejor aislante térmico?

Los mejores materiales para un buen aislamiento térmico son:

  • Lana de Roca (ignífuga e incombustible, hidrófuga y absorbente acústico)
  • Celulosa (aditivos ignífugos y absorbente acústico)
  • Poliestireno (aislamiento paredes finas, resistente al agua, zonas de frío extremo)

¿Cómo aislar correctamente una vivienda?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que para aislar una vivienda se necesita un alto conocimiento de los materiales y de su comportamiento a largo plazo.

Cuando se trata de aislar un hogar, debemos verlo como una inversión que evitará gastos futuros, pero -para que ésto sea así- deben realizarlo profesionales.

Aislamiento sin obras o aislamiento insuflado

El aislamiento sin obras es un avance muy conveniente que puede realizarse en numerosos casos y que debe realizar un experto haciendo un diagnóstico previo de construcción, analizando la estructura (y si es necesario, utilizando cámaras en intramuros), los materiales, la zona a tratar y sus condiciones además de otros detalles, para seleccionar el mejor aislante en cada caso.

Es el sistema más económico, rápido y no modifica el aspecto de la fachada. Además, favorece el aislamiento acústico y convierte en ignífugo un soporte.

Cuando el método de aislamiento que aprovecha la cámara de aire existente en las paredes no es la mejor opción, podemos optar, entre otras opciones, por un sistema SATE.

Aislamiento térmico exterior (SATE)

El sistema de aislamiento térmico exterior o SATE es más costoso y requiere obras pero es una oportunidad única para rehabilitar tu vivienda y aumentar su valor. Los materiales más utilizados son placas de poliestireno expandido (EPS) o extruido (XPS), además de la lana mineral y la madera.

Las ventajas del SATE son:

  • Evitar puentes térmicos en encuentros de suelo y cubierta, huecos, pilares y otros
  • Ejecución externa sin necesidad de trabajar dentro de la vivienda
  • Reducción de condensaciones intersticiales y superficiales
  • Mantiene una temperatura constante a lo largo del día
  • Mejora el aspecto exterior de la vivienda
  • Revaloriza la vivienda

Será indudablemente necesario que sea aplicado por un especialista, ya que debe tener en cuenta factores constructivos, diseñados bajo ensayos de campo que requieren de personal altamente cualificado.

Servicios relacionados

Estás viendo información sobre Aísla tu hogar del calor del verano pero es posible que también te interese: