Rehabilitación energética

1. Mejora de la habitabilidad

La rehabilitación energética permite ahorrar en consumo de energía en los edificios sin por ello renunciar al confort interior de sus ocupantes. Una vivienda o un edificio de viviendas, o cualquier edificio bien aislado, mediante la implementación de medidas de mejora de su eficiencia energética, reduce la necesidad de encender durante más tiempo la calefacción o los equipos de refrigeración.

Un edificio bien aislado mantiene en su interior la temperatura de confort, ya que las pérdidas energéticas a través de su envolvente térmica son mucho menores, en comparación a un edificio mal aislado desde el punto de vista térmico. El confort térmico es un parámetro de calidad para los usuarios de los edificios que los habitan o que trabajan en ellos.

2. Incremento del valor de los inmuebles

La rehabilitación energética aumenta el valor económico de los inmuebles, ya que un edificio eficiente desde el punto de vista energético, permite reducir el consumo energético en comparación con otros de baja eficiencia energética, a lo largo de su vida útil, y por lo tanto generando beneficios (amortización-rentabilidad ciclo de vida edificio). Todo ello sin renunciar al confort térmico de sus ocupantes.

Por otro lado los edificios que consumen muy poca energía también emiten menos CO2, es decir, contaminan menos y por lo tanto son más respetuosos con el medio ambiente. Por todo ello la eficiencia energética es un parámetro de calidad de los edificios que hay que valorar.

3. Ahorro económico en consumo de energía para los usuarios cada mes

La Rehabilitación Energética de edificios consiste en la ejecución de las siguientes estrategias:

  • Mejora del comportamiento energético de la envolvente térmica para reducir la demanda de energía de calefacción y de refrigeración.
  • Aprovechamiento de las fuentes de energía renovables para satisfacer la demanda energética ya reducida.
  • Sustitución de las instalaciones existentes por otras de alta eficiencia energética para reducir el consumo energético de las instalaciones térmicas de apoyo del edificio.

La implementación de estas estrategias supone una inversión inicial, que se amortizará mediante los ahorros económicos en gasto energético cada mes. Dichos ahorros contabilizados durante la vida útil del edificio, permitirán no sólo amortizar la inversión debida a la Rehabilitación Energética, sino también obtener una rentabilidad a lo largo del ciclo de vida del edificio.

4. Genera empleo sostenible

La rehabilitación energética de edificios genera nuevos puestos de trabajo, y supone una oportunidad sostenible para todos aquellos profesionales del sector de la construcción.

Existe un gran parque inmobiliario de edificios que fueron diseñados y construidos sin normativa de eficiencia energética, cuyo comportamiento energético en la actualidad es insostenible, tanto por el consumo energético como por las emisiones de C02 que generan sus instalaciones. La dependencia energética del exterior es una realidad, y en este sentido la rehabilitación energética se convierte en una necesidad para [email protected]

5. Reduce el impacto negativo en el medio ambiente

La implementación de mejoras en el comportamiento energético de los edificios tiene como objetivo reducir el consumo energético de estos, principalmente como consecuencia de la necesidad de reducir los niveles de CO2 en la atmósfera, principal causa del aumento de la temperatura del planeta y del efecto invernadero-Cambio Climático.

El impacto negativo sobre el medio ambiente debido a las emisiones de CO2 es una realidad que hay que combatir y remediar, y para ello se han establecido una serie de objetivos que es necesario cumplir sin demora. El objetivo consiste, entre otros, en no poner en peligro los sistemas naturales que hacen posible la vida en la Tierra, y la rehabilitación energética de edificios contribuye a alcanzar los objetivos marcados.

6. Permite incluir nuevas tecnologías en los edificios

Existen tecnologías alternativas que permiten que la autonomía en el funcionamiento de los edificios sea una realidad. Si recordamos los objetivos para el 2020, los edificios que se construyan tendrán que ser edificios de consumo nulo de energía. De energía y por qué no de agua y de otros recursos.

El aprovechamiento de energías renovables o la aplicación de estrategias sostenibles y/o de alta eficiencia energética, en el diseño, construcción y funcionamiento de los edificios son técnicas que hay que desarrollar, impulsar y sobre todo investigar.

La transformación del sector de la construcción hacia una alternativa más sostenible, no sólo depende de las exigencias normativas. Las empresas de I+D+I ofrecen alternativas muy interesantes, puesto que existe demanda de estas tecnologías. Por otro lado, contamos también con sistemas de certificación de la sostenibilidad en los edificios -Breeam, LEED, VERDE, etc.- y estándares de construcción de alta eficiencia energética -Passivhaus, Minienergie,etc.- que bien utilizadas contribuyen a la sostenibilidad y a la alta eficiencia energética en la construcción y funcionamiento de los edificios.

7. Reduce la dependencia energética del exterior

España es un país que depende del exterior para satisfacer su demanda energética. Según la agencia Europapress, España se encuentra entre los países de la Unión Europea con mayor dependencia energética, ya que un 70,5% de la energía que consume es importada, frente a una media del 53,2% en el resto de países comunitarios. Según informa una noticia en el sitio web de esta agencia, se trata de los datos arrojados por un informe publicado este lunes 26 de Octubre de 2015, por la oficina estadística comunitaria Eurostat.

La rehabilitación energética de edificios contribuye a reducir la demanda energética y al aprovechamiento de las energías renovables como alternativa al consumo de energía procedente de fuentes no renovables como el petróleo. Los edificios autosuficientes o de consumo nulo, son ejemplos de ello.

8. Contribuye al crecimiento económico del país

La rehabilitación de edificios como motor de crecimiento y de creación de empleo. Así es como define la CEOE -Confederación Española de organizaciones empresariales- en un informe, la actividad de la rehabilitación de edificios, teniendo en cuenta los efectos negativos que sobre la economía y sociedad española, ha generado la crisis económica de la industria de la construcción, y como solución para el reajuste y reactivación del sector.

La eficiencia energética y el cambio climático obligan a establecer una serie de objetivos, que al fin y al cabo son una oportunidad para un sector tan castigado como el de la construcción, en el que se han destruido cerca de un millón y medio de puestos de trabajo, y también han desaparecido alrededor de 250.000 empresas.

La rehabilitación de los edificios implica no sólo la mejora de la eficiencia energética, sino también la mejora de la accesibilidad y del estado de conservación, aspectos fundamentales a tener en cuenta para garantizar la igualdad y la seguridad en el uso y funcionamiento de los edificios.

El Programa de Ayudas para la rehabilitación energética de Edificios Existentes, o lo que es lo mismo, Programa PAREER, es un programa de ayudas dirigido a la rehabilitación energética de los edificios en España. Con este tipo de rehabilitaciones subvencionadas, lo que se busca alcanzar es una considerable reducción de las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2) y del consumo de energía total de los edificios. Para ser beneficiario del Programa PAREER CRECE has de formar parte de alguno de los colectivos vinculados.

Fuente: i-ambiente